En Portugal se regulan los derechos de las mascotas.

Si ayer mismo publicaba una entrada en este mismo blog sobre la diferencia entre los derechos de un niño y de los de los animales, hoy sigo sin salir de mi asombro cuando leo que en Portugal se han regulado los derechos de las mascotas, con una consideración de sujeto de derecho, es decir, que dejan de ser tratados como objetos para ser tratados como seres vivos.

Por supuesto que las mascotas deben ser respetadas, nada más lejos del interés de este editor que justificar el que se trate como objetos a algo tan querido para los que nos gustan los animales como nuestras queridas mascotas, pero este tipo de cambios legislativos deben de ser hachos con sumo cuidado, ya que podemos llegar al absurdo de tener que pagar una pensión de alimentos cuando nos separamos de nuestra pareja y se queda con la “custodia” del animal.

Es triste que cada vez salgan más noticias sobre el cuidado de los animales y sus derechos,  y cada vez menos sobre los derechos de los niños, pero en fin, uno es un tema controvertido (por lo que pocos políticos van a atratar de regular, con honrosas excepciones, por supuesto) y el otro es un tema que entra dentro del sentido común. Y todos sabemos que lo que le importa a un político es conservar su puesto de trabajo, es decir, los votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *